Reinventarse o morir: la nueva era de los eventos corporativos

04/08/2021|Eventos

Eventos corporativos 2022

Reinventarse o morir: la nueva era de los eventos corporativos

Los eventos corporativos no están muertos pero deben cambiar

La mayoría de los profesionales del sector estamos con la esperanza puesta en la idea que pronto se acaben los eventos virtuales y se de paso, por fin, a los eventos presenciales, ¿está la industria realmente condenada a favor de los eventos virtuales? En realidad no, pero es necesario un cambio.

Desde Bluemice, como agencia especializada en la organización de eventos corporativos, creemos que hay que distinguir entre la falta crónica de eventos de transformación digital y la ausencia de necesidad de reunirse en persona. Todos los proveedores de tecnología para eventos virtuales con los que hemos hablado, reconocen que los eventos virtuales se convertirán en elementos complementarios de otros eventos en vivo, en lugar de sustituirlos.

La pandemia ha creado una experiencia compartida de prueba de eventos virtuales, que probablemente habría tardado 10 años en conseguirse. Nos obligó a confiar en la tecnología para conectarnos con los demás.

Las plataformas virtuales, los nuevos sustitutos de los malos eventos

Lo bueno de todo esto, es que nos ha hecho recapacitar, ¿quién únicamente había asistido a un evento para escuchar el contenido? Tic-tac, tic-tac, … nadie.

Y es que, los eventos que se basaban totalmente en el contenido ya estaban destinados a fracasar de todos modos. Por eso, vivir algo experimental encima de un escenario estaba de moda hasta enero de 2020. A las generaciones más jóvenes no les importa el cartel estelar, quieren tener sensaciones y por ello pensamos que Zoom y las plataformas de eventos virtuales, son el perfecto sustituto de los malos eventos. O quizás para aquellos que dependen en gran medida del contenido.

El hecho es que a nadie le gustan los malos eventos, y si pagaste para asistir a una mala conferencia o te obligaron en la empresa a ir a una, grandes noticias, Zoom va a estar para eso.

Lo que esto significa, que muchos eventos simplemente pasarán a ser online. Aquellos eventos de contenido intensivo que tienen como objetivo educar están mejor en lo virtual. Sin desplazamientos, sin interrupciones, sin molestias, sin riesgos. Piensa en los médicos que tienen que hacer su formación continua. Lo virtual es perfecto para ellos.

 A lo que nos queremos referir es, ¿a qué no verías una película de poca calidad en el cine?. Esperarías a que apareciera en Netflix o en la televisión. Lo mismo ocurre con los eventos, y el auge de lo virtual ha acelerado este proceso.

Os ponemos un ejemplo de esa tendencia para que lo veáis más claro.

Las salas de cine. Mientras que Netflix ha perturbado claramente el sector y Disney anuncia su nueva película en Disney+, obviando por completo las salas de cine, “Mooky” Greidinger, el director general de Cineworld habla de un increíble interés por volver al cine. Ir al cine es más que ver una película. Se trata de las palomitas, la pantalla grande, la expectación. La propia Netflix estrenó El irlandés en los cines antes de enviarla a la plataforma.

 Otro ejemplo son los medios sociales. Mucho antes de la pandemia, los enemigos de los eventos eran ellos.

Cuando las redes sociales empezaron a estar de moda, muchos decían que Twitter y Facebook iban a sustituir a los eventos. Hasta el punto de que algunos eventos prohibieron los hashtags por miedo a ser destrozados. Como todos sabemos, el resultado fue todo lo contrario.

Nació el FOMO (fear of missing out, es decir, miedo a perderse algo) y no pudimos soportar el hecho de tener que quedarnos en casa mientras la gente se lo pasaba bien.

Nos apostamos a que con los eventos híbridos pasará precisamente eso. Aumentar el FOMO de los que lo ven online. Por supuesto, si tu evento no vale, no habrá FOMO en absoluto. Lo que nos lleva a lo siguiente:

«Los eventos en directo son la mayor oportunidad de negocio ahora mismo»

 

Bluemice evento corporativo Madrid

 

En conclusión

Zoom y los eventos virtuales están reforzando la necesidad que tenemos de reunirnos en persona. También están acelerando la muerte de los modelos de conferencia creados en los años 90 y ampliamente basados en modelos de contenido que ya no se aplican al mundo en el que vivimos hoy.

 Una vez que todo se reabra y vuelva a la normalidad, muchas reuniones se producirán de forma virtual, pero la necesidad de reunirse en directo no será sustituida. De hecho, después de estar cautivos durante tanto tiempo, será más fuerte que nunca.

 Dicho esto, pensar que los eventos virtuales son pasajeros es ingenuo. Los eventos virtuales sustituirán a todos aquellos eventos que, para empezar, no necesitaban ser presenciales. Es decir, los eventos malos o destinados para formaciones.

Si has llegado hasta aquí y te ha gustado lo que has leído, compártelo y te estaremos infinitamente agradecidos. Y si quieres que te ayudemos con un proyecto, contacta con nosotros, sin compromiso. 

Compartir:


Artículos relacionados

Thumbnail

|Comunicación

Top 5 de retiradas de anuncios recientes

Debido a la repercusión por el nuevo anuncio de Snickers, hemos seleccionado los 5 anuncios que han sido retirados recientemente.

Thumbnail

|Eventos

Reinventarse o morir: la nueva era de los eventos corporativos

¿A qué no esperarías a ver una película de poca calidad en en el cine? Esperarías a verla en Netflix o en la televisión. Lo mismo ocurre con los eventos. Los eventos corporativos no están muertos pero debe cambiar el modelo de conferencia creado en los 90.

Thumbnail

|Eventos

Qué aporta la venta de entradas o el registro de inscripciones online a tu evento

En casi cualquier tipo de evento, vender entradas online o registrar futuros asistentes es un pilar fundamental. Al mismo tiempo solución para una necesidad concreta —generar títulos de acceso— y herramienta base para otras patas del evento —como la comunicación y la fidelización de asistentes—, la venta de entradas o inscripciones online se convierte en un elemento central y estratégico en la gestión global de un evento.